¿Qué 3 deseos le pedirías al Genio?

Aladdín, Las Mil Y Una Noches y otras historias nos han invitado a fantasear con la idea. Pudiendo escoger lo que sea, qué pediríamos. Las posibilidades son infinitas. Se me hace la boca agua sólo de pensarlo...



Antes de empezar a pensar, hay que recordar qué cosas no podemos pedir. Nos conceden tres deseos pero hay tres salvedades:

  1. No podemos pedirle que mate a alguien.

  2. Él no puede hacer que un alguien se enamore de otro alguien.

  3. No puede revivir a los muertos.

Además de esto, vamos a desechar la idea de "deseo pedir más deseos", porque el genio dice tres, ni uno más. Así que no hay discusión.


Agarraos a algo y encended vuestros cerebros porque nos vamos a volver locos. Antes de deciros lo que pediría yo, quiero que paréis un segundo y penséis en los vuestros propios, para hacer esto más divertido.


Y aquí van... Mis tres deseos son:



1. Tener un control ABSOLUTO sobre la cuarta dimensión, el tiempo.

Empecemos por aclarar que, cuando tienes un control absoluto sobre algo, estás por encima de ese algo, por lo que no puede afectarte. Si pudiera influir en ti o tener características que escapasen a tu control, no sería absoluto.


Tener este tipo de dominio sobre el tiempo significa, para empezar, LONGEVIDAD. Ya que no puede afectarme, no envejezco. Por no hablar de viajar en el tiempo, detenerlo, ralentizarlo, acelerarlo, ...




2. Tener un control ABSOLUTO sobre mi desplazamiento.


El segundo deseo es para poder moverme como yo quiera. Puedo volar, nadar, correr como a mi me venga en gana. A la velocidad que yo quiera, sobre la superficie que me apetezca, etcétera.


Saltar montañas, nadar océanos, mantener el equilibrio sobre un alfiler, surcar los cielos en un atardecer o poder dormir más tiempo porque ya no tengo prisa.




3. Ser completamente invulnerable.


El tercero es el complemento perfecto. Los tres deseos se retroalimentan. Si soy completamente invulnerable, nada puede afectarme. No puede herirme ningún arma, ninguna enfermedad, ni nada en absoluto. Entre la longevidad y la invulnerabilidad, soy INMORTAL.



Esta invulnerabilidad unida a la velocidad, me da súper fuerza virtual: puedo romper lo que quiera. Un puñetazo indestructible a una velocidad absurda puede destruir cualquier cosa. Ya estoy listo para ser un superhéroe (o supervillano, según me de).


Si puedo correr tan rápido como quiera, siendo invulnerable puedo hacerlo sobre lava o atravesando cristales. No sólo puedo nadar bajo el agua todo el tiempo que quiera y tan rápido como quiera, puedo explorar el fondo marino porque la presión no me afectaría.


Puedo viajar por el espacio, meterme dentro del sol, e incluso viajar más rápido que la luz o meterme en un agujero negro, porque mi materia no se deformaría. Estoy por encima del tiempo y del espacio.


Me dedicaría a viajar en el tiempo y a vivir la historia de la Tierra tantas veces hasta que me aburra o haya adquirido todo el conocimiento posible. Después me dedicaría y explorar el universo. A ver qué pasa si me meto en un agujero negro, a ver qué hay en cada planeta, a buscar vida. Así durante una eternidad.



Pero aquí no acaba la cosa...



Todo lo que he dicho está genial, y tendría que estar en los libros de historia y enseñarse en los colegios, lo sé. Pero hay un problema. Y donde hay un problema hay una solución.


El inconveniente de todo esto es tan simple pero tan terrible como esto: la soledad. Y encima yo, que no me callo ni debajo del agua, que he tenido que abrir un blog para poder comunicarme con la gente hasta cuando estoy solo…


En un mundo donde se te puede conceder el deseo de tener control sobre la dimensión temporal, se puede viajar al pasado, ¿vale? No me vengáis con paradojas sobre que no puedo matar a mi abuelo porque si eso es en todo lo que pensáis cuando se os ofrece viajar al pasado, es que sois unos psicópatas y peor aún, un rollo.



Una vez resuelta la paradoja de manera científica e irrefutable, os diré que esa vida de soledad sería una inversión. Durante una eternidad me dedicaría a vivirlo todo, a adquirir el mayor conocimiento y a recolectar tantas respuestas como me fuera posible. Y cuando mi cabeza esté tan llena que la gente me llame El Hombre Sandía, porque mi cabeza habría mutado para dar espacio a todo ese saber; en ese momento, viajaré al pasado para visitarme.


Me diré a mí mismo que ya he cumplido el objetivo y me contaré todo lo que quiera saber. Supongo que en el futuro alguien habrá inventado una pistola de recuerdos o algo así y me los podría pasar fácilmente, pero si no, puedo llevar fotos o vídeos o dibujos. En una eternidad me habrá dado tiempo a aprender a dibujar (Leonardo DaVinci podría haberme dado clases).

Y una vez transmitido todo, cambiaría mis deseos jejeje.


Y ahora con todas esas respuestas, estoy preparado para pedir:

  1. Tener un control absoluto sobre mis sueños.

  2. Seguir queriendo vivir mi vida y no sólo en mis sueños.

  3. Y este deseo me sobra, así que tener buena suerte en general, pero sin tener demasiada como para que sea aburrido y sin ser consciente de haber pedido este deseo para seguir flipando cuando me pasen cosas guays.

Menuda mierda, ¿no? Pues probablemente sí, pero dejad que me explique. Una tercera parte de nuestra vida nos la pasamos durmiendo, y los sueños son un tema fascinante sobre el cual no pensamos tanto como deberíamos a pesar de dedicarle tanto tiempo.



Lo primero, es que con este deseo soy virtualmente inmortal. Me lo monto en plan Origen y flipais. Como tengo control absoluto yo si puedo distinguir entre realidad y sueño (en la medida que quiera). Y puedo hacer cosas como “esta noche voy a soñar que vuelo. Pero quiero volar en vez de 8 horas (o lo que duerma), 8 días. De manera que una hora real sea un día en mi sueño.


Y el resto es historia.


Primera noche: Quiero soñar un sueño de tiempo ilimitado, en el que soy consciente de que estoy en un sueño, en el que puedo despertarme cuando quiera y en el que puedo controlar qué voy a recordar cuando despierte. Esto lo llamaríamos "el sueño madre".


Una vez en ese sueño, voy a dormirme de nuevo y soñaré una vida entera en el universo de Pokemon a modo de prueba.



Una vez despierte y me encuentre en el sueño madre, veré cómo me afecta el hecho de haber pasado más tiempo en un sueño que en la vida real, y dependiendo de eso ya veré qué hago. Si no pasa nada iré explorando todos los mundos y todas las posibilidades que quiera. Como me he transmitido todo el conocimiento que se puede tener, mi material para imaginar es todavía más ilimitado de lo que ya pueda ser.


Y podría quedarme en el sueño madre tanto como quiera y ver qué recuerdos tendrá mi yo real. Una vez despierte, en el mejor de los casos, tendré la experiencia de mil vidas. Pero además, podría utilizar mis sueños de mi vida real para otra cosa.


¿Nunca os ha pasado que habéis tenido un sueño que hace que os despertéis de muy buen humor? ¿O muy relajados? ¿O muy motivados para estudiar o cumplir con vuestras responsabilidades? Pues efectivamente, puedo manipular mis propias emociones en un nivel completamente inofensivo. Además, antes de hacer esto, lo habría probado en sueños antes, por si las moscas.



Y eso sería una pasada. Todos los días tendría un deseo y encima completamente inofensivo con respecto al mundo. Porque esa es una cuestión importante que se le olvida a todo el mundo. Si tu deseo es “ser feliz” y aprovechas los otros dos para pedir cosas como “que se acabe el hambre en el mundo”, estás haciendo cambios en el mundo que no sabes en qué van a desembocar. Y no vas a poder echarte atrás si estropeas más que arreglas.



Por eso mis deseos son completamente individuales y con la posibilidad de testear para no fallar. Porque antes de pedir los deseos le contaría al genio mi plan, y si me dice que no voy a poder ejecutarlo, quitaría la primera parte y me quedaría con lo de los sueños. Porque no me preocupa tener suficiente material para imaginar (este artículo lo deja patente) y podría tener “deseos” todas las noches y conseguir la inmortalidad (virtual).


Nada. Os estáis preguntando que qué me he fumado y la respuesta es nada.


¡¡Ahora decidme los vuestros!!



RECENT POST