Call me by your name: La película que me hizo sentir como Sheldon Cooper (Review)

Normalmente yo tengo fama de poder entender bien a la gente, de poder empatizar hasta con las piedras. Soy bastante ñoño y cualquier cosa despierta en mí sentimientos muy profundos. Pero viendo esta película me sentí como si mi inteligencia emocional fuese equiparable a la de Sheldon: creo que no entendí nada a la primera.


Call me by your name (2017) (Romance, Drama, Años 80) [Frutas del Bosque]



Es la historia del verano más importante en la vida de Elio, un chaval de 17 años que veranea en el norte de Italia. Sobre amores y desamores, dudas de la juventud y sentimientos que no siempre están claros.


Os lo digo en serio, me siento como si estuviera emocionalmente menos evolucionado, porque los personajes hacían cosas, reaccionaban, tomaban decisiones que yo no entendía hasta pasados 10 minutos. Era un constante "Aaaahhh, creo que ya lo pillo". Pero esto, lejos de ser un defecto, es una virtud.


El ritmo de la película es bastante lento, porque intenta transmitir la sensación de realismo y cotidianeidad. Y ya lo creo que lo consigue: mis recuerdos de esta película son como si en cierta manera la hubiese vivido. Es tan natural que se siente como una memoria propia.


Eso tiene el problema de que se puede hacer un poco larga, o tener altibajos en lo que a capturar al espectador se refiere. Pero la sensación general es fenomenal.


Los personajes los sentí extraños, en el sentido de que son personas extremadamente cultas y que han llegado a unas cotas intelectuales inalcanzables para mí. Pero al mismo tiempo, pese a lo ajenas que podrían resultarme estas personalidades, las sentí muy reales y cercanas. Como si las conociera de toda la vida.



Como podéis observar, no estoy comentando nada de la película per se (aunque yo siempre he sido más de hablar de sensaciones que de tecnicismos que no entiendo). Y el motivo es que como película no es nada que no hayamos visto: a grandes rasgos es una historia bastante clásica, no es revolucionaria cinematográficamente, etc. Lo que cuenta aquí es la sensibilidad que tiene, cómo refleja de una manera tan pura un amor de verano, que en el imaginario colectivo lo tenemos como algo fugaz y pasajero. Cómo lo que no llegamos a superar, con los años, se convierte en un equipaje demasiado pesado para cargarlo nosotros solos.


Unas veces es sutil, otras descarada, pero en general es una historia de amor delicada y sensual que le recomendaría a cualquiera que quiera ver algo diferente si no le preocupa que pueda ser algo lenta. Desde luego es una película muy especial.


CALIFICACIÓN: A





RECENT POST